Category Archives: Uncategorized

apimages-promo-001 copiaYa comenzó para algunos ese periodo eternamente deseado y soñado, pero que para otros paradójicamente se convierte en el más temido. Cada vez encuentro mas extendido el síndrome pre-vacacional .

Es como si la palabra “vacaciones” conllevara inherente el mejor de los planes, de los viajes, de las comidas, de las excursiones, ….

Es como si por trasladarnos a un lugar diferente se solucionaran nuestros problemas.

Es como si a nuestros hijos adolescentes pudiéramos recuperarlos aún viviendo vidas diferentes.

Es como si la convivencia con nuestra pareja fuera a resurgir el amor apagado por los años.

Es como si el agua del mar pudiera inundar nuestro vacío personal.

Pero precisamente es eso un “Como si…” todos sabemos que el tomar distancia es una de las técnicas mas efectivas para ayudarnos a ver mejor y para ser consciente de lo que está ocurriendo en nuestras vidas.

La Valentía es uno de los valores mas veraniegos que se necesita en plenas vacaciones para dejar de idealizar lo que no tenemos realmente.

A veces estar de vacaciones es solo parar el tiempo, tomar distancia y observar… solo observar cómo estamos viviendo, que sentimos y que queremos… pero sobre todo escucharnos para saber que puedo hacer para vivir la vida que realmente quiero.

20170812_220348-Recuperado

 

 

 

 

 

 

 

A veces en el crepúsculo de la vida, en ese momento en el que el silencio se apodera de un indeciso color anaranjado, uno empieza a sentir un anhelo de algo que solemos llamar libertad… aunque en realidad lo que anhelamos es ser uno mismo y poder elegir nuestra propia vida…

En ese punto donde intentamos dar respuesta a preguntas del tipo ¿Qué quiero? O ¿Cómo quiero vivir?, en ese momento donde observamos nuestro mundo, si miramos a nuestro alrededor con honestidad a veces surge una nueva pregunta ¿Qué pasó con lo nuestro…?

Hoy recibía esta reflexión de una de mis “guerreras”…

La vida , la experiencia , los años , que se yo …

La dejadez , el abandono , la confianza , tal vez..

Monotonía , rutina,  desinterés , puede ser…

Reconocimiento, valor, amor,  se perdió …

Al menos nos queda cariño, respeto, comprensión, pienso yo …

Observo , pienso,, razono, que gran decepción …

LIBERTAD, fuerza , valentía , es lo único que pido , por favor …

Y es así de repente sin saber porqué nos inunda un anhelo por haber vivido desde tus propios valores, desde tu propio sentir y desde ellos haber podido crear una relación de pareja donde nos enriquezca y donde cada uno reciba de forma recíproca su entrega.

Nos damos cuenta que hay un dolor interno, un dolor crónico …. que a veces queremos anestesiar al igual que anestesiamos otros dolores con algún analgésico. No es saludable vivir en pareja cuando hay uno que piensa merecerlo todo hasta el punto que la otra persona tiene que entregar su dignidad e integridad. Una vez leí que nadie es tanto como para que tú, te quedes con tampoco.

Pero en nuestro sentir, sabemos que el dar y el recibir hay que hacerlo desde el corazón con espontaneidad, con fluidez y de manera libre… ¿será que la felicidad de uno no puede depender de los caprichos, del otro a extremos de que hoy eres todo y mañana solo un poco?.

Pero he aprendido por experiencia y por la que me han brindado las personas que han confiado en mi, que antes del otro hay que encontrar aquello que deseas para ti, sanar tus heridas, volver a reencontrarte, crear tu propia vida, ser feliz contigo y así ser feliz con el otro y con los demás

¿Qué ha quedado de nosotros…? o tal vez habría que decir ¿Que ha quedado de mi?

 

mjY llego el carnaval… y con el dicen que la permisividad y el descontrol, tradicionalmente un desfile en el que vestíamos disfraces y máscaras.

Nada mas cierto que la Vida es un Carnaval, un lugar donde cada uno aprendemos a usar máscaras de todo tipo, unas están emplumadas, otras se tornan oscuras, otras tal vez demasiado sencillas.

Las máscaras nos ayudan a crear el Personaje que representa la vertiente de nosotros mismos que queremos compartir con los demás, es decir, nuestra imagen pública.

Desde muy pequeños cuando iniciamos nuestro juego de relación con nuestro entorno, vamos olvidando sin apenas darnos cuenta de toda nuestra riqueza y espontaneidad, esa que nos hace brillar, para poco a poco comenzar a tunear lo que verdaderamente somos y crear una personalidad mas adaptada a lo que nuestro medio nos demanda.

De niños comenzamos a percibir que de alguna manera si nos comportamos tal como somos, vamos perdiendo la atención y el cariño de nuestros seres mas allegados: los papas, hermanos, abuelos, profesor… De ahí arranca nuestra herida de la infancia (Todos la traemos): sentirnos ignorados, abandonados, no valorados, amenazados… una herida que hay que recordar y traer a la conciencia a través de un trabajo personal porque de lo contrario nos acompañará a lo largo de nuestra vida y condicionara la mayor parte de nuestras decisiones.

Y a partir de entonces es cuando aprendemos a tapar mediante una Máscara nuestro lado más vulnerable, nuestra realidad mas cruel, nuestro dolor más profundo. Una máscara que nos oculta de nuestra verdadera realidad la que tememos mostrar a los demás por miedo a no ser atractivo, por miedo a no tener reconocimiento, por miedo a no ser querido.

Pero como bien define el psicólogo social Gilbert Breson: “Toda máscara tiene un agujero y es por ahí que la verdad escapa”.

Entonces a veces la vida se torna caprichosa, y se encarga de hacer caer tu máscara: primero en los ambientes mas cercanos tu familia, tu pareja, tus hijos, tus padres… otra veces simplemente es tu deseo de Autenticidad lo que te da la fuerza y el valor para entrar en tu propia ceremonia del “Entierro de la Sardina”

Es a través del trabajo personal, del examen de uno mismo cuando la máscara se cae, y empieza el verdadero camino de ser uno mismo. 

El autoconocimiento, el examen de uno puede ser aterrador, porque tu personaje cae, porque con uno mismo no se puede hacer trampa, porque nuestro personaje social cae… pero también es revelador y por tanto liberador, libera sombras, libera cargas, libera miedos, libera pulsiones … libera al hombre y con ello lo acerca a la AUTENTICIDAD.

 

photo-1474573861993-28435e3937e6Hoy día 25 es el día internacional de la Violencia de Género.

No soy muy partidaria de las celebraciones en días concretos, pero entiendo que sirven para reflexionar sobre determinados temas que nos unen a todos como sociedad.

Espero que este post nos sirva de reflexión sobre esos comportamientos “nocivos” por no llamarlos violentos que viven muchas mujeres (solo se visibilizan el 27% de dichas experiencias), en el ámbito de su pareja o su actividad laboral, y que en muchos casos tenemos asumidas como normal.

Dicen que en el mundo 1 de cada 3 mujeres padece violencia por nuestro género, dicen las estadísticas también que 1 de cada 10 en España recibe maltrato a lo largo de la vida por el simple hecho de ser mujer.

En el día a día los que vivimos el desarrollo personal como trabajo, somos testigos de relaciones de pareja que van minando de una forma sutil la autoestima de la mujer, en algunos casos de los hombres, pero hoy nos referiremos exclusivamente a la vivida desde la perspectiva de mujer.

Son consecuencias de relaciones de dominio del hombre, y su deseo de control (Una forma peculiar de entender el Amor):

  • Actos violentos o agresividad física y verbal: Gritos, alzada de voz, pequeños insultos, enjuiciamientos ofensivos, críticas, desvalorización, o a veces la simple indiferencia.
  • Otras veces coacción, amenazas de abandono o de falta de amor si no actúan de la forma que ellos eligen ya sea sexualmente, en su indumentaria o en su comportamiento social.
  • Usualmente control de dinero personal y autonomía económica.
  • Incluso atentan contra el respeto como mujer manteniendo de forma continua otras relaciones.

Como dice el talentoso actor Keanu Reeves (Protagonista de Matrix) en sus declaraciones: “No puedo ser parte de un mundo donde algunos hombres visten a su mujer de manera vulgar para lucirla con los demás”. 

A este malestar psíquico y ambiental hay que añadir un sufrimiento adicional, el silenciar. Incluso en sus círculos cercanos no son creíbles ya sea por familia o por amigos, ya que se tratan de “hombres” con una gran adaptación social, entregados… pero con una doble moral, lo que normalmente conocemos como Mr Hyde y Dr. Jeckyll.

Hasta aquí descrito el escenario, hasta aquí hecha la denuncia, … pero ahora es el momento para la mujer de comenzar algo nuevo y como dice Leonard Cohen y recoge sabiamente Joan Garriga:

“Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
Empieza de nuevo,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
pensando en lo que ya pasó,
o en lo que aún no ha pasado.
(…)

Tañe las campanas que aún pueden repicar,
olvídate de tu ofrecimiento perfecto;
todo tiene una grieta,
así es como entra la luz”.
(Leonard Cohen)

Cuando la luz entra en la “grieta de la desvalorización de una mujer” y la mujer la conciencia agarra, comienza un camino nuevo: el de su Poder personal. Cuando abandona el victimismo y se coloca en el protagonismo ya no hay freno para la fuerza creativa que la sustenta.

Comienza el camino del empoderamiento, son mujeres de gran potencial, de gran creatividad, no he conocido a ninguna que no sea así.

Ese es el nuevo paradigma que la mujer tiene que hay que asumir, a veces no es el camino mas fácil pero si el mas liberador, el mas enriquecedor y el mas expansivo.

Para ello, a veces hace falta coraje personal, otras veces amigos o familia, algunas otras un psicólogo y aveces una asociación como la “Fundación Ana Bella” pero sobre todo se necesita tomar distancia en la relación para hacer un trabajo personal de encontrarse con una misma, porque como dice William Faulkner y desde un punto de vista mas psicológico caemos en decisiones inconscientes: “Entre el dolor y la nada prefiero el dolor”. Cuando un ser humano no puede obtener caricias positivas, hace lo posible por obtener caricias negativas.

Hay un derecho Universal y una ley biológica que recoge muy bien Alex Rovira, “Los seres humanos para desarrollarnos necesitamos alimento, oxígeno y agua, pero sobre todo necesitamos amor, amor es caricias, no solo de piel con piel, es un gesto amable, es un mensaje, es una mano en el hombro, es una crítica constructiva, es un reconocimiento, es una mirada amable que salga del corazón.”

 

María José Villalba
Psicóloga & Coach
 
IMG-20160813-WA0006Después de pasar varios días en la montaña, en vísperas de cumplir años y antes de volver de nuevo a casa,  eché una mirada atrás hacia estos años vividos.

Comencé recopilando lo estudiado y todo lo aprendido en tantas formaciones realizadas: Estudios Universitarios en Psicología: Gestalt, Pnl, Mindfulness …,  Gestión y Organización Empresarial, Master en Coaching, estudio de civilizaciones ancestrales como Cultura Maya, Técnicas Creativas en mi aventura en la Escuela de Arte, y recientemente el más avanzado Paradigma Cuántico que nos muestra un nuevo mapa científico de la realidad, a ello puedo añadir varias incursiones en disciplinas varias como teatro, masajes y fotografía.

Cuando paré y miré, podría parecer ser una gran teórica, pero no,  la vida (llámese Yo) también ha hecho que me meta bien en el fango, y que experimente desde muy abajo, he vivido experiencias muy variadas algunas de crecimiento y felicidad y otras, que como a todas las personas, nos arrastran al dolor y a veces al sufrimiento: varios cambios laborales, dos pasos por la universidad, enfermedades agresivas tanto personales como de uno de mis seres más queridos, desapegos afectivos: el adiós a grandes amigos, separaciones…

He visto las luces y las sombras a lo largo de todos estos años, y hoy con algo de mayor conciencia me pregunto. ¿HAY ALGUN SECRETO PARA SABER VIVIR?

Esta pregunta solo tiene una respuesta, lo que nosotros llamamos Auto referenciarse (Es decir que cada uno tiene la suya).

Por eso hoy transitando por una edad madura, puedo decir que he tenido que aprender para desaprender, y por tanto desde mi auto referencia  el secreto para saber vivir es SOLTAR y LIMPIAR…, patrones, emociones, cargas de antepasados, experiencias dolorosas, sabotajes… para quedarme solo con mi Esencia.

Para mí aquí están las claves para saber vivir:

  1. Reconocer que hay algo por encima de nosotros que nos protege al que le debemos estar aquí, viviendo esta experiencia llamada Vida: para unos será el Universo, para otros la Esencia, Buda, El Taos, Dios, la Nada,…
  2. Amarnos a nosotros mismo. Ser lo más importante, respetar el ser que somos, nuestras necesidades, nuestros gustos, darnos valor, poner límites, no resignarse, hablarnos y cuidarnos con cariño, regalarnos. Del amor a nosotros mismos partirá el amor a los demás.
  3. Todos estamos conectados. El ya conocido “Todos Somos Uno”. El problema que veo en el otro es mi mismo problema.
  4. Buscar continuamente la Conciencia, ese momento que nos decimos “Joder tanto tiempo haciendo esto y hasta ahora, ahora es cuando realmente lo veo”. Conciencia de nuestras emociones adictivas, nuestros patrones de pensamientos, nuestros auto-sabotajes por no sentirnos buenos ni merecedores de las cosas hasta el punto de hacernos un Harakiri.
  5. Vivir en el presente, meditar y restar importancia a todo lo que nos sucede, es la única puerta para abandonar el estrés y preocupación.
  6. Romper reglas, buscar sorprenderte, crear realidades nuevas, disponemos de un sinfín de posibilidades que solamente limitamos con nuestra mente.
  7. Buscar la Auto referencia. La vida siempre nos proporciona situaciones, personas y experiencias (las llamadas casualidades) que nos ofrecen información de lo que necesitamos, pero las elecciones y decisiones solo deben venir de nuestro interior.
  8. Perdonar y olvidar. Porque o vives en la inspiración o vives en la memoria.
  9. No intentar cambiar a nadie, mejor cambia tú aunque sea la tarea más difícil.
  10. No juzgar, porque nunca sabemos lo que cada persona necesita vivir.
  11. No coger lo que no me pertenece.
  12. Agradecer y cuidar lo que se tiene todos los días.
  13. No dañar a nadie: ni con la palabra ni con las acciones.
  14. Buscar hacer las cosas no desde la obligación sino desde el disfrute, es lo que nos hace ser más expansivos, es lo único que nos guía al crecimiento.
  15. Disfrutar intensamente de todos los placeres de la vida y de la abundancia que seamos capaces de generar.
  16. Nutrir nuestras relaciones: nuestra pareja, familias, amigos… dándoles lo que cada uno tenemos para dar.

Ojalá que por ser Psicóloga, Coach, Consultora, Mentoring… o como sea que me quieran llamar pudiera alcanzar la maestría en estos puntos.

Soy una aprendiz más, que día a día tengo que recordármelos, que cada día vuelvo a caer pero hoy mi profesión es poner mi experiencia a disposición de otros para que sean más conscientes, más auténticos y si puede ser, porque no, más felices.

Trabajo en auto-conocimiento, autoestima, situaciones de cambio, crisis vitales, relaciones de pareja, control de estrés, control del tiempo, procesos creativos, gestión emocional, resolución de conflictos, comunicación, vocación y búsqueda de empleo…

… en esos apasionantes mundos de las personas, empresas y creatividad.

una-amistad-noble-es-una-obra-a-duo_1028Un día tan especial, tan simple, tan tranquilo, tan… no sé cómo definirlo un día pleno en emociones.

No sabes cuánto me pedía el cuerpo aunque más bien diría yo que mi corazón, vivir unos días de paz, de tranquilidad, de estar conmigo misma. Es como una necesidad de parar, de poner orden, de amarme, de cuidarme, de disfrutar de mi pensamiento, de mis emociones, de mis sensaciones, de mi paz, es una necesidad de palpar mi espacio, de sentirlo.

He sido paciente, he esperado el momento sabiendo que cuando tuviera que ser, sería y ahora estoy aquí, conmigo.

Llego a esta casita con mi maleta, mis ilusiones, mis proyectos a media… y me pregunto en voz alta ¿Y ahora qué? Ya estás aquí…, creo que me invade el miedo, pero a la vez me reconforta esa soledad tan deseada, tan querida.

Revuelvo la casa, toqueteo estanterías, descanso, disfruto, me reto a caminar, a bucear por nuevos caminos, a sentirme desprotegida, solo arropada por ese sol que se esconde para asustarme y sale para iluminarme, para calentarme, para reconfortarme. ¿Soy valiente…? Los retos hacen crecer es el único camino para superarse.

Vuelvo con la gratitud de haber vivido un día espléndido sintiendo la naturaleza, reposo de nuevo en este pequeño palacio creado para el disfrute, te busco, me excito, me siento bien, busco el contacto, el sentir, salgo, saboreo un vino, me reconforta ver a lo lejos personas relajadas, amigos dándose compañía, parejas disfrutándose… es un mundo pausado, sencillo, distinto al que estamos acostumbrado a ver.

Vuelvo de nuevo porque hoy me toca aquí, conmigo, se pega a mí mano un video que tal vez alguien me lo regaló algún día “Como cocinar tu vida”, me llega, abro un e-mail: “Claves para vivir en el amor incondicional”, empiezo a sentir melancolía, necesito sentirme activa, cuido la casa, la mimo… descanso, juego, me alimento, ¿qué hago? … película “En busca de la Felicidad” me empapo de ella, no la entiendo, y al final noto que me hablaba: Cuando persistes en aquellas cosas que tanto deseas, el mundo se confabula a tu favor…

Todo esto hace sentirme, verme como una mujer ante el espejo. Estoy llena y no sabes cuánto y esta vez estoy llena de mí.

Lo siento… cuánto quiero, cuánto amo, pero necesito estar llena de mí para poder amar. Cuándo estoy llena de felicidad doy lo mejor de mí.

Reconstruirse, rencontrarse…  porque a veces se ama más fuera de lo que se ama dentro, a veces es la forma de conocer la parte noble de las personas, es también un gran aprendizaje. La gran lección no olvidarse de quien soy, de lo que deseo, de lo que busco…, por eso estoy aquí.

Mis pensamientos más íntimos, esos que te desnudan totalmente que te hacen vulnerable, será porque contigo encuentro mi perfección, mi fuerza… Cuánto he aprendido, cuanto he descubierto!!!

He recordado que ser feliz es una decisión personal, he recordado cómo disfrutar de la vida, he recordado como sonreir, y ahí voy aprendiendo a perseguir mis deseos, aunque a veces no sean los de otros,  a batallar con mis emociones a… soltar los malos rollos, pero sobre todo voy aprendiendo algo especialmente valioso… a valorarse una misma.

De repente me encuentro, me recuerdo, me hallo:

Estoy, en mi amor incondicional ese que me hace sonreír al pensar en los padres, en los hijos, en los amigos, y sobre todo cuando recuerdo esa niña que fuí… cuánta distancia hay que tomar para ver esto.

Estoy, en esa forma de sentir la belleza de las cosas, el arte, la contemplación, la armonía…

Estoy, en la necesidad de disfrutar la libertad, de viajar, de dejarme sorprender, de danzar en el abismo…

Estoy, en la magia de vivir el presente, de observar, de percibir, de estar receptiva, siempre receptiva.

Estoy, en el afán de superación, en esa necesidad de aprender.

Estoy, en la pasión, en la forma de sentir y de vibrar.

Cuanto queda por descubrir! Tú eres la única que sabes acompañarme, siempre te aceptaré porque eres quien me conduces en esa eterna búsqueda que marca mi vida hacia la Felicidad…

Hoy te quiero, sé que contigo el camino siempre será más fácil. Solo espero de tu parte que me veas como soy, con paciencia, con aceptación, con distancia, sabiendo que a veces cuesta descubrirse y superarse. Acompáñame a conocerme y a ser mejor.

No sé a quién dar gracias pero hoy me siento tranquila ante la vida, con gratitud, como tantas veces me he sentido.

Quizás eso venía a buscar, mi rencuentro.

Carta a una misma.


bebe-cerebro-social-utero copia

Si hay algo por lo que me siento tremendamente atraída es por el juego y la espontaneidad que irresistiblemente me conducen al descubrimiento y a la creación de nuevas experiencias.

Este hábito de juego le gusta tremendamente a mi mente: observar, saltar de un sitio a otro, hilar, preguntar … y de repente con un poco de aquí y otro poco de allí, surge el insigh (cotidianamente el llamado Eureka), ese es mi proceso de creación y casi de toma de conciencia, muchos de los que trabajan conmigo ya lo conocen: “Si esto es así aquí…, porque no utilizarlo allí… y de esa manera aprendemos a utilizar la herramienta del Modelaje: Lo que sé hacer en un área de mi vida de forma espontánea me lo llevo a otra área donde no se como hacerlo.

En este juego mental me ha surgido la reflexión de hoy, observando simplemente lo que la naturaleza nos da de forma natural.

Buscando cual es el Estado de Felicidad más deseado encuentro que hay cierta opinión generalizada de considerar el vientre materno como el estado placentero por excelencia para el ser humano, se ha llegado a considerar incluso sinónimo de Felicidad y Perfección, ya que es un estado donde los alimentos, la protección y la individualidad están garantizados.

Pero si vamos mas allá de este estado donde no hay amenazas de supervivencia, de ataques, ni de competitividad hay cuatro condiciones que distinguen al ser en su idílica vida intrauterina:

  • Fluye sin resistirse a lo que acontece.
  • Se nutre del medio en el que se encuentra.
  • Crece y evoluciona de forma constante.
  • Se relaciona con otro ser no solamente de forma física, sino de una manera afectiva y amorosa.

Si tenemos la habilidad de trasladar estas características a cualquier actividad que realicemos en nuestro día a día nos convertiremos en verdaderos creadores de situaciones felices, inyectaremos imput de placer a nuestra vida de forma consciente.

Hablamos de cualquier área: Amistades con las que ríes, te aportan, te hacen ver otros puntos de vistas superando tus errores y al mismo tiempo te dan todo su cariño; Parejas con la que todo es fácil, te enseñan cosas nuevas día a día, te retan a superar tus partes ciegas, y te llenan de amor; Trabajos en los que pierdes el sentido del tiempo, te enseñan a descubrir nuevas habilidades al mismo tiempo que te plantean dificultades para superarte apoyados por compañeros y jefes en los que confiar.

Todo lo que me hace fluir, sin resistencias, sin esfuerzos, que me ayuda a ser yo misma y me abastece, porque me aporta nuevas visiones, nuevos conocimientos o nuevas experiencias, todo lo que me reta a crecer, a desarrollar nuevos hábitos, nuevas habilidades son para mi actividades prioritarias y si además me permiten una relación cariñosa y amorosa con otras personas es la guinda para vivir esos momentos que me llevan al deseado Estado de Felicidad.

 

años 30El amor maduro (Inspirado en el Rincón del Tibet).

Hay tantas clases de amor como personas somos, pero si hay indicativos de madurez reconocidos por todos los que han estudiado esta energía de alta vibración llamada Amor: “El amor maduro significa unión a condición de preservar la propia integridad, la propia individualidad”. Erich Fromm

Tal vez esta frase que los psicólogos conocemos y que Eric Fromm enunció, sabemos entenderla bien las mujeres, porque en la sociedad en la que vivimos si eso es madurar en el amor, para nosotras no es fácil.

Soy mujer y siento como tal, y al igual que las que tengo a mi alrededor, en mi trabajo, en mis amigas, en mi familia… todas sentimos el amor maduro solo cuando la mujer consigue un gran amor por si misma, basado en la dignidad y en el respeto.

Entonces encuentras que tu sitio no está en ningún lugar alejado del mundo, sino dentro de nosotras. De alguna forma, el amor maduro es consecuencia de un proceso de individualización que suele llegar a resultarnos muy doloroso, sobre todo después de repartir tu vida y tu tiempo entre hijos, marido, padres y trabajo.

Puede que este Amor maduro nos llegue antes o después, pero para todas está precedido de unos años de distracción y descarrilamiento de nuestra identidad emocional. O sea, ese no “saber dónde estás y cuál es tu lugar en el mundo” que todas conocemos.

Sea por ingenuidad, por no prestar atención o por ignorancia, el proceso de madurez hace sentirnos extrañas porque la piel que nos envolvía a la que nos agarramos y aferramos con fuerza se destroza.

Pero al final, las luchadoras alcanzan una gran sabiduría, que les hace vivir y amar de forma diferente y única, después de reconstruirse a sí misma.

Como dicen, toda mujer alienta una vida secreta y una fuerza poderosa llena de buenos instintos, creatividad y sabiduría que encierra el gran poder de un territorio aún sin explorar: el fantástico mundo de la psicología femenina.

Hoy me siento Mujer

paleta-y-pinceles-cruzados-pinceles y artistas de miniaturas-ayuda-guia de pintura-Una de las experiencias que mas me han enriquecido la vida ha sido mi paso por la Escuela de Arte, nunca pensé que podría extrapolar tanta enseñanza en lo que al día a día se refiere. Dentro de ello, puedo hablar  del valor de la armonía, el placer por el buen gusto, el reto de crear cosas nuevas o de simplemente transformarlas, el afán de superación y de mejora, el descubrimiento de habilidades ignoradas por mi misma, y el poder de que entre todos conseguimos grandes resultados.

Pero quizá la mayor aportación ha sido el descubrir dos conceptos:

  • El saber mirar, ese arte que aprendí con la cámara de fotos y su posterior revelado en el cuarto oscuro.
  • La Paleta de Colores, un concepto que hace que todo sea mas rico, más expresivo, con más matices y con más intenciones.

Hoy aplico esta Paleta de Colores al mundo de las emociones. !Que parcos somos en palabras a la hora de expresar lo que sentimos! Podría afirmar que al menos en mi tierra cuando preguntamos a alguien ¿Cómo estas? utilizamos como mucho cinco palabras en nuestra respuesta:  Bien , Mal, de p.madre, agobiao o flipando… y ademas siempre con un matiz de enjuiciamiento.

Carecemos de términos para expresar nuestra riqueza emocional, de ahí que cuando sentimos una emoción fuerte no sabemos que nos pasa, no sabemos ponerle nombre, no sabemos identificarla y eso nos lleva al miedo. Aquí entra en juego la paleta de colores, que se convierte en paleta de emociones. Tenemos tanta riqueza emocional que nos costaría hacer un listado completo de las mismas: Miedo, rabia, ira, alegría, decepción, tristeza, alegría, inquietud, tensión, angustia, preocupación, diversión, euforia, ansiedad, aprensión, depresión, melancolía,  humillación, nostalgia, asombro…y así podríamos seguir hasta un sinfín de matices emocionales.

Pero como ocurre en los colores que la mayoría de ellos surgen de cuatro colores primarios, la paleta de emociones se genera tambien de las cinco emociones que se consideran (para algunos) básicas: Ira, miedo, tristeza, alegría y afecto.

Como se dibuja un cuadro se dibuja la vida, la belleza, la armonía y serenidad se consiguen con  colores limpios, equilibrados y fluidos… con emociones limpias, equilibradas y fluidas.

 

 

poner limites

¿Qué estoy tolerando? … Lo se pero no lo veo, me siento mal, me incomoda, me siento agredida, ¿Insensible?, se excusa, se pasa por alto, pero … en el fondo mi alma se queja, protesta, le duele, es quizás que no se, que me enseñaron que antes que yo estaban los otros, y así poco a poco empiezo a dejar de sentir, empiezo a tragar mi rabia, me hago mas enemiga de mi misma, hasta que dejo de saber, de conocerme, hasta que me pregunto.. ¿qué me gusta o que me gustaba tal vez?, es mi niña la que quedó olvidada en algún momento, en algún lugar. Complaciendo a otros me olvidé de mi.

 

Y de repente aparece una pequeña luz y se hace un medio claro, y ves y entras en tu corazón y le preguntas; y él latiendo fuerte te cuenta el secreto: cambia el enfoque, y en ese momento empieza a despertar el amor propio, empiezas a tratarte honestamente, a cuidarte, a llenarte de carencias, a reconocerte. Es el primer paso para un “No”, pero un NO lleno de cariño, lleno de respeto.

¿Por qué cuesta tanto, (a algunos mas que otro), colocarnos en nuestro lugar, ese lugar que todos tenemos por el simple hecho de ser persona, ese lugar que otros te quitan porque tu lo dejas, malditas creencias esas que nos han dicho creer que así se es buena.

¡Hoy las rompo… ¡hoy se que es Amor lo que necesitamos…! AMOR por uno MISMO.

Os dejo esta historia: “A bordo de un tren, un hombre y una monja viajan en el compartimiento. En el camino, el hombre empieza a sentir calor. Se quita la corbata. Un poco después, debido a que experimenta calor, se despoja de la chaqueta. Luego se quita la camisa e incluso el pantalón y los calcetines. En cosa de un instante está completamente desnudo y la religiosa, más que disgustada, se halla al borde de un ataque. Es entonces cuando el hombre saca un cigarrillo del bolsillo de su pantalón y, antes de encenderlo, se dirige cortésmente a su compañera de viaje:
-Madre, ¿le molesta el humo?”

¿Qué estoy tolerando… en mi vida…? Es hora de poner límites, es hora de sacar el STOP.